lunes, 24 de marzo de 2014

SÚPLICA AL NIÑO DE ATOCHA PARA NECESIDADES ECONÓMICAS

 
 
Admirable Niño de Atocha,
 incomparables son tus maravillas,
candidísimo Niño,
yo te saludo y te adoro.
 
Yo te alabo y te ofrezco
estos tres Padres nuestros
y Ave Marías con Gloria Patri,
en memoria de aquella séptima jornada
que hiciste a la ciudad santa de Jerusalén,
en las entrañas purísimas
de tu querida Madre
que te servian de palacio y habitación
donde despues de tu crecida edad
obraste los misterios de la Redención
y a donde se le presentaron
a tu Madre María Santísima,
al pasar por aquellas calles
las nuevas jornadas
que habias de hacer en ellas,
de tribunal en tribunal
y las jornadas tan malas
que habias de hallar en aquellos pretorios,
porque en una de aquellas casas
habías de ser aprisionado
y en una de sus plazas
habías de ser atormentado
con cinco mil azotes
y en cuya representacion eran sus ojos
fuentes de lágrimas.


Por esta consideracion que tuvo
de aquellas benditas lagrimas
que derramó al pasar por el Monte Calvario,
donde con abundancia aumentaba su llanto,
porque conocio que alli era
donde habias de expiar
en el patibulo de la Cruz.
 
Por estos sentimientos
que compungian a su corazón
en aquel instante te pido,
amorosísimo Niño de Atocha,
que oigas mis súplicas
y remedies mis necesidades económicas:
 
(Hacer la petición)
 
Por lo que humildemente te ruego y espero
que me darás el feliz consuelo en lo que solicito,
dándole buen despacho a mis peticiones;
 
 Por todos estos méritos
espero no salir desconsolado de Tí
y gozar de una feliz muerte
para ir a acompañarte
en la celestial Jerusalén de la Gloria.
 
Amén.
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

LISTA DE BLOGS

Google+ Followers