jueves, 20 de marzo de 2014

A LA VIRGEN DE CAACUPÉ, SÚPLICA EN UNA SITUACIÓN DESESPERADA

 

 
Gloriosa y Santa Madre de Dios
y querida Madre nuestra,
desde vuestro Santuario de Caacupé
cubrid con vuestro manto protector
a todos vuestros devotos
y a todo el Paraguay,
del que sois especial protectora.
 
Interceded por nuestras familias,
por nuestros padres y bienhechores,
por los desvalidos
y todos los que pasan necesidades,
por los enfermos, por los niños, 
por los necesitados de perdón y misericordia,
por todo el que sufre y está solo.

Bondadosa Madre,
a tus pies me postro,
y ruego tu poderosa intercesión
ante la Santísima Trinidad gloriosa,
para que me sea concedida
la urgente y grave petición
que en este momento te hago:
 
(Exponer la necesidad)
 
Tú, Madre, conoces todo lo que me sucede,
y sabes que mi sufrimiento
ya está más allá del límite
que puedo llegar a soportar,
escucha mi suplica, oye mi lamento,
dame tu ayuda y concede mi ruego,
pues temo no poder seguir adelante
en esta situación tan angustiosa.
 
Te pido también, que
que me alcances la gracia mayor 
de preservar en nuestra Fe
y en vuestro Amor,
para así merecer la realización
de la promesa que Nuestro Señor Jesucristo
nos hiciera cuando dijo:
 
"El que persevere hasta el fin se Salvará."

A Vos pues, Madre querida,
clamo tu protección y ayuda.
 
Amén."

 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog

LISTA DE BLOGS

Google+ Followers