San Marcos de León

Glorioso Evangelista San Marcos, dominador del león, escucha mi súplica

María, llena eres de Gracia...

Y darás a luz un Hijo y serás llamada Madre del Altísimo..

San Onofre. Eremita, modelo de austeridad

Glorioso San Onofre, ruega a Dios por nuestra necesidades económicas

Jesús, el Justo Juez

¡Oh, Jesucristo Justo y Divino Juez!, favoréceme en toda clase de angustias y aflicciones...

Santísima Virgen de la Medalla Milagrosa

"Todos cuantos lleven puesta mi medalla recibirán grandes gracias. Las gracias serán más abundantes para los que la lleven con confianza".

viernes, 28 de febrero de 2014

A LA VIRGEN DE LOS 7 DOLORES PARA UNA PETICIÓN GRAVE Y URGENTE

 
 
 
El camino para penetrar en los sufrimientos del Hijo
es penetrar en los sufrimientos de la Madre.
(Cardenal J. H. Newman.)
 
Rezar despacio, meditando estos dolores:
 
1º Dolor
La profecía de Simeón 
en la presentación del Niño Jesús.
 
Virgen María:
por el dolor que sentiste
cuando Simeón te anunció
que una espada de dolor atravesaría tu alma,
por los sufrimientos de Jesús, 
y ya en cierto modo te manifestó
que tu participación en nuestra redención
como corredentora sería a base de dolor;
te acompañamos en este dolor. . .
 
Y, por los méritos del mismo,
haz que seamos dignos hijos tuyos
y sepamos imitar tus virtudes.
 
Dios te salve, María,…
 
2º Dolor
La huida a Egipto con Jesús y José.
 
Virgen María:
por el dolor que sentiste
cuando tuviste que huir  precipitadamente tan lejos,
pasando grandes penalidades,
sobre todo al ser tu Hijo tan pequeño;
al poco de nacer, ya era perseguido de muerte
el que precisamente había venido
a traernos vida eterna;
te acompañamos en este dolor . . .
 
Y, por los méritos del mismo,
haz que sepamos huir siempre
de las tentaciones del demonio.
 
Dios te salve, María,…

3º Dolor
La pérdida de Jesús.
 
Virgen María:
por las lágrimas que derramaste
y el dolor que sentiste al perder a tu Hijo;
tres días buscándolo angustiada;
pensarías qué le habría podido ocurrir
en una edad en que todavía
dependía de tu cuidado y de San José;
te acompañamos en este dolor . . .
 
Y, por los méritos del mismo,
haz que los jóvenes no se pierdan por malos caminos.
 
Dios te salve, María,...
 
4º Dolor
El encuentro de Jesús con la cruz a cuestas
camino del calvario.
 
Virgen María:
por las lágrimas que derramaste
y el dolor que sentiste al ver a tu Hijo c
argado con la cruz,
como cargado con nuestras culpas,
llevando el instrumento
de su propio suplicio de muerte;
Él, que era creador de la vida, 
aceptó por nosotros sufrir este desprecio tan grande
de ser condenado a muerte 
y precisamente muerte de cruz,
después de haber sido azotado
como si fuera un malhechor y,
siendo verdadero Rey de reyes,
coronado de espinas; ni la mejor corona del mundo
hubiera sido suficiente para honrarle
y ceñírsela en su frente; en cambio
le dieron lo peor del mundo
clavándole las espinas en la frente y,
aunque le ocasionarían un gran dolor físico,
aún mayor sería el dolor espiritual 
por ser una burla y una humillación tan grande; 
sufrió y se humilló hasta lo indecible, 
para levantarnos a nosotros del pecado;
te acompañamos en este dolor . . .
 
Y, por los méritos del mismo,
haz que seamos dignos vasallos
de tan gran Rey y sepamos ser humildes
como Él lo fue.
 
Dios te salve, María,…
 
5º Dolor
La crucifixión y la agonía de Jesús.
 
Virgen María:
por las lágrimas que derramaste
y el dolor que sentiste al ver la crueldad
de clavar los clavos en las manos y pies
de tu amadísimo Hijo, y luego al verle
agonizando en la cruz; para darnos vida a nosotros,
llevó su pasión hasta la muerte,
y éste era el momento cumbre de su pasión;
Tú misma también te sentirías
morir de dolor en aquel momento;
te acompañamos en este dolor...
 
Y, por los méritos del mismo,
no permitas que jamás muramos por el pecado
y haz que podamos recibir los frutos de la redención.
 
Dios te salve, María,…
 
6º Dolor
La lanzada y el recibir en brazos
a Jesús ya muerto.
 
Virgen María:
por las lágrimas que derramaste
y el dolor que sentiste al ver la lanzada
que dieron en el corazón de tu Hijo;
sentirías como si la hubieran dado
en tu propio corazón;
el Corazón Divino, símbolo del gran amor
que Jesús tuvo ya no solamente a Ti como Madre,
sino también a nosotros por quienes dio la vida;
y Tú, que habías tenido en tus brazos
a tu Hijo sonriente y lleno de bondad,
ahora te lo devolvían muerto,
víctima de la maldad de algunos hombres 
y también víctima de nuestros pecados;
te acompañamos en este dolor . . .
 
Y, por los méritos del mismo,
haz que sepamos amar a Jesús como El nos amo.
 
Dios te salve, María,…
 
7º Dolor
El entierro de Jesús y la soledad de María.
 
Virgen María:
por las lágrimas que derramaste
y el dolor que sentiste al enterrar a tu Hijo;
El, que era creador, dueño y señor de todo el universo,
era enterrado en tierra; l
levó su humillación hasta el último momento;
y aunque Tú supieras que al tercer día resucitaría,
el trance de la muerte era real;
te quitaron a Jesús por la muerte más injusta
que se haya podido dar en todo el mundo
en todos los siglos;
siendo la suprema inocencia y la bondad infinita,
 fue torturado y muerto con la muerte más ignominiosa;
 tan caro pagó nuestro rescate por nuestros pecados;
y Tú, Madre nuestra adoptiva y corredentora,
le acompañaste en todos sus sufrimientos:
y ahora te quedaste sola, llena de aflicción;
 te acompañamos en este dolor . . .  
 
Y, por los méritos del mismo,
concédenos a cada uno de nosotros
la gracia particular que te pedimos…
 
(Hacer la petición)
 
Dios te salve, Maria,…
Gloria al Padre.

 

ORACIÓN COMO MARIA


 
 
 
Hazme como Tú quieras, Señor,
que nosotros queremos ser como María.
 
Pero aunque pretendemos darte un sí,
a veces el miedo nos frena,
en otras ocasiones estamos inseguros,
también nos dejamos llevar por todos
y nos escapamos de tu camino.
 
Pero queremos decirte un sí rotundo,
a tu forma de tratar a la gente,
a tu sensibilidad para todos,
a tu sencillez más total,
a tu manera de servir,
a intentar ser los últimos,
a cuidar a los más frágiles,
a levantar a los caídos,
a liberar a los angustiados,
a poner alegría en los desanimados,
a ilusionar a los deprimidos,
a curar a nuestros enfermos,
a jugar como los niños
y a cuidar la amistad contigo.
 
Señor, de verdad que sí,
que queremos ser de los tuyos,
que intentamos vivir a tu manera,
pero se nos olvida enseguida.
 
Llévanos fuerte de tu mano
y no nos dejes escapar.
 
 
 

ORACIÓN A MARIA QUE DESATA NUDOS


 
 
 
Santa María,
 llena de la Presencia de Dios,
durante los días de tu vida aceptaste
con toda humildad la voluntad del Padre,
y el maligno nunca fue capaz
de enredarte con sus confusiones.
 
Ya junto a tu Hijo intercediste por nuestras dificultades y,
 con toda sencillez y paciencia,
nos diste ejemplo de cómo desenredar
 la madeja de nuestras vidas.
 

Y al quedarte para siempre como Madre Nuestra, pones orden y haces más claros los lazos
que nos unen con el Señor.
 
Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra,
Tú que con corazón materno
desatas los nudos que entorpecen nuestra vida,
te pedimos que nos recibas en tus manos
y que nos libres de las ataduras y confusiones
con que nos hostiga el que es nuestro enemigo.
 
Por tu gracia, por tu intercesión, con tu ejemplo,
líbranos de todo mal, Señora nuestra,
y desata los nudos que impiden que nos unamos a Dios, para que, libres de toda confusión y error,
lo hallemos en todas las cosas,
tengamos en Él puestos nuestros corazones
y podamos servirle siempre en nuestros hermanos.
 
Amén
 

VIRGEN MARIA,
 
MADRE QUE DESATAS LAS CADENAS
 
DE NUESTROS VICIOS
 
¡DESATA LOS NUDOS QUE  NOS ESCLAVIZAN
 
Y QUE NO NOS DEJAN
 
VOLAR LIBRES HACIA DIOS¡
 
 
 
 
 
 

ORACIÓN A NUESTRA SEÑORA DE LA PAZ, PATRONA DE EL SALVADOR

 


Su Festividad es el 21 de Noviembre
 
Oh María, Puerta del Cielo
y Señora de nuestras almas,
no permitas que nos apartemos del camino
que nos lleva hacia Dios;
y acompáñanos en el día de nuestra muerte,
para que podamos contemplar tu belleza
y contigo gozar en el cielo
de la posesión eterna de tu Hijo,
en compañía de todos los santos. 
 
V. María, Reina y Señora de la Paz.
R. Ruega por nosotros.



V. María, Camino de salvación.
R. Ruega por nosotros.
V. María, Madre de los que sufren.
R. Ruega por nosotros.
 
V. Te consagramos, Madre, a los hombres,
R. haz que sobre ellos no prevalezcan 
las tinieblas, sino la luz.
 
V. Te consagramos, Madre, a la Iglesia,
R. hazla en el mundo sacramento eficaz de la redención. 

 
V. Te consagramos, Madre, nuestras vidas,
R. llénalas de Cristo, luz del mundo y único Salvador.
 
V. que reina con el Padre y el Espíritu Santo,
por los siglos de los siglos,

R. Amén.


 
 

sábado, 15 de febrero de 2014

ORACIÓN DEL SANTO SUDARIO PARA LIBERAR ALMAS DEL PURGATORIO

 
 
Hijo de Dios, y Señor Nuestro.
que nos dejaste las señales de tu pasión
en la Sábana Santa
en la cual fue envuelto tu cuerpo.

Santísimo es el sudario
donde fue envuelto el cuerpo Cristo,
descendido por José de Arimatea
de la santa cruz,
instrumento de la muerte
de Nuestro Señor Jesús.
 

Concédenos
¡Oh piadosísimo Señor!
Que por tu muerte y sepultura santa,
y por los dolores y angustias
de tu Santísima Madre María,
Señora nuestra,
sean llevadas las almas del  Purgatorio
a la gloria de tu Resurrección,
donde  vives y reinas con Dios Padre, 
en unidad del Espíritu Santo,
por todos los siglos de los siglos.
 
 Amén.
 
 
 
 
 

miércoles, 12 de febrero de 2014

SAN NICOLAS DE BARI, ORACION PARA COMERCIANTES, EMPLEADOS, PRESOS Y PROTECCIÓN DE NIÑOS




La Festividad de San Nicolás de Bari
es el 6 de Diciembre


¡Oh bienaventurado San Nicolás de Bari!
a quién Dios ha glorificado con innumerables milagros manifestando su voluntad de que acudamos a ti,
en los momentos difíciles de nuestra vida,
confiados en tu protección.
 
¡Oh portento de caridad!
al que acuden las familias, los pobres,
los enfermos, los comerciantes, los empleados,
los presos, los niños, las doncellas en peligro; 


yo, humildemente te pido me alcances
la gracia que de ti espero,
confiado en tu valiosísima protección,
la que nunca niegas a tus devotos,
para que favorecidos por tus bondades,
cantemos una vez más las misericordias del Señor,
y las maravillas de sus santos.
 
¡Providentísimo San Nicolás!
no me abandones.
 
Amén


 


ORACIÓN A SAN ELIAS DEL MONTE CARMELO CONTRA ENEMIGOS Y MALOS ESPÏRITUS DEL HOGAR




Poderosísimo San Elias del Monte Carmelo,
varón predilecto del Omnipotente;
guía de los Mortales
que nos encontramos sin camino;
en esta tierra arrodillado ante tí;
te suplico que me ayudes a sacar de mi hogar
a los malos espíritus que se hayan alojados en él
ya sean enviados o que
naturalmente se hayan posesionado de él.
 
Te suplico también San Elias,
que así como has vencido al enemigo
que ha tratado de hacerle daño
a la persona que tú proteges,
así pueda yo vencer todos
 los que me quieran hacer daño.

Préstame tu espada para destruir con ella
todos los maleficios que me hayan hecho
y que puedan hacerme.

Te suplico, Santo Mío, no me abandones
en la hora del peligro.

Ayúdame en esta hora
para conseguir la tranquilidad en mi hogar,
toma interés por mi mejoramiento
y no dejes que ninguno de mis enemigos
me hagan daño.

Ofrezco prenderte por espacio de 15 días,
una vela blanca, y el último día
una lamparita de aceite puro de oliva,
para aclarar mi hogar.
 
(Se reza un Padre Nuestro, Ave María y Gloria)


 

ORACIÓN A LOS PASTORCITOS DE FÁTIMA PARA PEDIR AYUDA Y PROTECCIÓN PARA LOS HIJOS


 

Nuestra Señora de Fátima,
 tú que elegiste a Francisco y Jacinta,
 tres pastorcitos humildes y sencillos,
 para anunciar al mundo los deseos
 de tu Corazón Inmaculado,
 ayúdanos a recibir tu mensaje de conversión,
 para que liberados del pecado
 podamos vivir una vida nueva.

 
Beatos Francisco y Jacinta,
 vosotros que rezasteis intensamente,
 haced que el momento de la oración diaria
 sea el corazón de cada día.

Vosotros, que aunque erais unos niños
 fuisteis capaces de ofrecer
 grandes sacrificios a la Virgen María
 para la salvación de los pecadores,
 dadnos vuestra ayuda para no desperdiciar
 las pequeñas cruces cotidianas,
 sino transformarlas en ofrendas preciosas
 y agradables a Dios
 para la salvación del mundo.

 
Nuestra Señora de Fátima,
 por intercesión de los piadosos pastorcitos
Beatos Francisco y Jacinta Marto,
 cuida a todos los niños del mundo,
 especialmente a los más pobres y abandonados
ampara y ayuda a nuestros hijos,
que no padezcan enfermedades,
que no pasen por sufrimientos ni desdichas
y que no carezcan de lo necesario.
 
Haz que también ellos encuentren
 en tu Corazón inmaculado y materno,
 refugio y protección.

 
¡Beatos Francisco y Jacinta,
 rogad por nosotros!
 
 
 
Especificar la petición solicitando
la intercesión de los pastorcitos de Fátima
y rezar a la santísima Virgen María,
madre de la divina gracia,
madre nuestra dulcísima,
 la Salve y tres Avemarías.




 

A SAN PEREGRINO, ORACIÓN PARA ENFERMOS DE CANCER Y DE SIDA




Glorioso San Peregrino,
Santo Patrón de los pacientes de cáncer y sida

Bendecido San Peregrino,
humilde servidor del Señor y de Santa María,
ven en mi ayuda y sostenme en mi debilidad.
 
La enfermedad invade mi cuerpo
y hace la vida incierta,
la tristeza empaña mi corazón y mi fe desfallece.
 
Por tus súplicas,
alcánzame una fe viva,
y una esperanza firme,
 a fin de que Dios tenga compasión de mí,
me libre de todo mal,
sane mi cuerpo
y se cumpla su voluntad en mí.

Que en su ternura,
sea fortalecido, en las pruebas y angustias
que Él me llame a vivir
para ser siempre testimonio
de su presencia en mi vida.
 
¡Oh San Peregrino,
mi hermano en la fe,
sé mi protector y ruega por mí a Dios,
Nuestro Señor, el Buen Pastor,
a fin de que me conduzca un día
a su morada de paz y de alegría,
donde celebraré su amor,
por los siglos de los siglos!

Amén!

¡San Peregrino, ruega por nosotros!
(Padre nuestro) (Ave María) (Gloria)
 
 
 
 

LETANÍA A SAN EXPEDITO



Señor, ten piedad de mí.
Jesucristo, ten piedad de mí.
Señor, ten piedad de mí.
Jesucristo, óyenos.
Jesucristo, escúchanos.

Padre Celestial, que sois Dios,
ten piedad de mí.

Dios Espíritu Santo,
ten piedad de mí.

Santa María,
Reina de los Mártires,
ruega por mi.

San Expedito,
invencible atleta de la Fe,
ruega por mi.

San Expedito,
fiel hasta la muerta,
ruega por mi.

San Expedito,
que todo perdiste para ganar a Jesús,
ruega por mi.

San Expedito,
que fuiste atormentado,
ruega por mi,
ruega por mi.

San Expedito,
que pereciste gloriosamente por la espada,
ruega por mi.

San Expedito,
que recibiste del Señor la Corona de Justicia
 que prometió a los que le aman,
ruega por mi.

San Expedito,
auxilio de los que pierden cosas,
ruega por mi.

San Expedito,
patrono de la juventud,
ruega por mi.

San Expedito,
auxilio de los estudiantes,
ruega por mi.

San Expedito,
modelo de soldado,
ruega por mi.

San Expedito,
patrono de los viajeros,
ruega por mi.

San Expedito,
salvación de los enfermos,
ruega por mi.

San Expedito,
consolador de los afligidos,
ruega por mi.

San Expedito,
apoyo fiel de los que esperan en vos,
ruega por mi.

San Expedito,
yo te suplico, no dejes para mañana
lo que puedas hacer hoy,
ven a mi auxilio.

Jesús, Cordero de Dios,
que quitas el pecado del mundo,
perdóname Señor.

Jesús, Cordero de Dios,
que quitas el pecado del mundo,
escúchame Señor.

Jesús, Cordero de Dios,
que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de mi Señor.

Jesús, óyeme.
Jesús, escucha mi oración.
Que mi voz llegue a ti, Señor.
 

 

Archivo del blog

LISTA DE BLOGS

Google+ Followers